Vida y obras de San Alberto Magno

San Alberto Magno fue un destacado teólogo, filósofo y hombre de ciencia. Su humildad y pobreza fueron ejemplares. 

Estudió en Padua, donde tomó el hábito de Santo Domingo de Guzmán y profundizó en el conocimiento de la filosofía aristotélica, en París, doctorándose en 1245. Enseñó en algunas de las pocas Universidades que existían en ese momento en Europa,también desempeñó su trabajo en distintos conventos a lo largo de Alemania. 

En la universidad de París tradujo, comentó y clasificó textos antiguos, especialmente de Aristóteles. Este gran trabajo enciclopédico sentó las bases para el trabajo de su discípulo Santo Tomás de Aquino. También trabajó en botánica y en alquimia, destacando por el descubrimiento del arsénico en 1250. Sus obras, recogidas en 21 volúmenes, fueron publicadas en Lyon en 1629. 

En 1259, fue ordenado obispo de la sede de Ratisbona, remediando algunos de los problemas que tenía la diócesis. En 1263, el Papa Urbano IV aceptaría su renuncia, permitiéndole volver de nuevo a la vida de comunidad en el convento de Wurzburgo y a enseñar en Colonia. 

Murió a la edad de 87 años en Colonia. Está enterrado en la cripta de la Iglesia de San Andrés, en Colonia. 

Fue beatificado en 1622 y el 16 de diciembre de 1931, Pío XI, proclamó a Alberto Magno Doctor de la Iglesia lo que equivalía a la canonización. Su fiesta en la Iglesia Católica se celebra el 15 de noviembre. San Alberto es el patrono de los estudiantes de ciencias naturales, ciencias químicas y de ciencias exactas. 

Más información

Tfno: 91 778 20 18

sanalberto@archimadrid.es